lunes, 22 de septiembre de 2008

A vueltas con el calentamiento global.

Leyendo la presa nacional, la internacional no porque no sé leer en extranjero, he observado que últimamente en la sección de ciencia y tecnología se habla mucho del calentamiento global, teoría totalmente real si tenemos en cuenta cómo ha ido disminuyendo el tamaño la ropa interior femenina en los últimos tiempos. Según leo dicho calentamiento es producido por la emisión de gases de efecto invernadero. Hasta aquí todo claro. Ahora donde nadie se pone de acuerdo es en la solución a adoptar, nucleares o renovables, esos términos están muy bien para los dueños de centrales térmicas o de ciclo combinado pero ¿qué hacemos los ciudadanos de a pie? Es por ello que voy a trasladar este problema a la vida normalita de un hipotecado cualquiera. Lo normal es que un hipotecado contamine, sí porque para pagar la hipoteca se ve obligado a trabajar, para trabajar debe desplazarse de su hogar hipotecado hasta su puesto de trabajo mal-pagado y ¿cómo se desplaza? Pues en un vehículo de combustión interna que consume combustibles fósiles y estos contaminan. ¿Cómo dejar de contaminar con nuestros cochecitos?



Opción 1- ¿Energía nuclear? Po zi.
Conversación con el gasolinero del año 2024 cuando voy a repostar con mi pistasho.
-A los güenos días.
-¿Qué le pongo?
-2.000,00 € de plutonio
-Güena elección, yo me compre uno que iba con Uranio y no veas como gasta…


Todo ello suponiendo que dejen vender estas sustancias en lo que ahora son gasolineras, ¿porqué a ver donde conio se va a vender el plutonio de los cohones? ¿En las farmacias? ¿Con la receta expedida por su mecánico? ¿En el carrefú con un 3x2? ¿En los mercadillos? –“¡María! ¡Mira que atómico voy! ¡Llévatelo radiactivo miarma!”
- O el tecno-camello de la esquina si prohíben el tráfico pero no el consumo. –“Illo, pásame unos gramillos, ¡¡¡Ostias que está adulterado!!!” - BUMM!!!
Champiñón en las Tres Mil… bueno tampoco se iba a notar la diferencia…


Opción 2- ¿Renovables? Pues también.
- “¡Güenos días Paco! vengo a ponerle unas velas a mi pistashito que no quiero contaminar” y ahí voy con mi coche eólico, verde como los estropajos… porque ponerle paneles solares… ni de coña, si quisiera un coche de ese color, asín me lo habría comprado.




Opción tres- ¿Tracción? ¡Animal! Po güeno, po fale, po yastá.
-“Güenos días Paco, anda dame presupuesto para colocarle unos pedales a mi pistasho que la velita me ha dado un porculo, el otro día iba para Matalascañas y soplaba el viento para Córdoba, no veas lo bonita que es la Mezquita…”


Y dos días después tiras para la playa, no veas cómo se atraganta la cuesta de Castilleja, no tengo gemelos en las piennas, ¡tengo quintillizos! Las chiquillas no se quieren venir conmigo, terminan asfixiadas con las pendientes.


Al final me compraré dos mulos y con unos aparejos me tirarán del coche, por fin daré con la solución definitiva, pero siempre aparecerá el ecologista de turno, -“que si el bicho come yerba y la descomposición de esta en el tracto digestivo del animalito tiene como resultado gases de efecto invernadero”. ¡¡¡NOOOOOO!!!


Seguramente todos los mamíferos de más de 40 Kg llevaremos un tubito metido por el culo y conectado a una bombona para recoger los gases propios de nosotros mismos, con eso andará mi pistashito con gas, y yo funcionaré con garbanzos, alubias y lentejas.

4 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Hay que echarle humor a todo porque sino no se que sería de nosotros

Besos

humo dijo...

Lo mejor sería una buena guerra en la que murieran los malos y quedaran los buenos (obsérvese que no me incluyo en ninguno de los dos grupos: yo estoy por encima del bien y del mal).

Los buenos lo tendrían todo muy claro, arreglarían el mundo en general y la cosa del transporte en particular en un dos por tres y a vivir felices y ponerse morados de las perdices que, por ser buenas, hubieran sobrevivido a la guerra.

Alberto López Cordero dijo...

Jajajajaja, que bueno¡¡ la verdad es que no sé con que opciión me quedaría ya que uno nunca sabe cuando acierta o cuando mete la pata. De todas maneras me lo he pasado en grande intentando elegir alguna de las tres. Felicidades.

irene dijo...

Necesitaba un dosis de humor, el color no me importaba.
Solucionado, desde ahora en bici o en burro a todos los sitios, o que los chinos nos preparan una bolsitas de plutonio en un santiamén.
De cualquier forma, las palomitas de maí no tendrán problemas, tienen muchas opciones y si no, a volar.
Besos, Palomitas.